Entrevista a Laura Baena por el Día de la Mujer Trabajadora

Recordamos la entrevista a Laura Baena, con motivo del Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

“6 de cada 10 madres renuncia a su carrera profesional por no poder conciliar”

  • Hace apenas unos días, se lanzaba ‘Las Invisibles’, campaña a la que se unieron más de 100.000 mujeres con el objetivo de destapar que la maternidad convierte a las mujeres en invisibles en el trabajo, en la sociedad y en el hogar: #soyinvisible.
  • Nueva colección de ropa: “Yo soy feminista”, para mujer, hombres y niñ@s.
  • Tras su renuncia profesional, Laura empezó a compartir sus reflexiones en las redes y ahora cuenta con una comunidad de más de 700.000 personas.

El próximo domingo 8 de marzo se celebra el día Internacional de la Mujer trabajadora. Un día en el que se conmemora la lucha de la mujer por su participación en la sociedad, por su lucha por la igualdad de oportunidades, muchas veces menores a las del hombre, y por su desarrollo íntegro como persona.

Hablamos con Laura Baena, fundadora del Club de Malasmadres, que acaba de lanzar ‘Las Invisibles’, campaña a la que se unieron más de 100.000 mujeres con el objetivo de destapar que la maternidad convierte a las mujeres en invisibles en el trabajo, en la sociedad y en el hogar: #soyinvisible.

Sois un claro ejemplo de escucha activa a vuestra comunidad, ¿cómo es la relación que has construido con estas personas?

¡Yo siempre digo que el Club de Malasmadres es la terapia más barata! Cuando eres madre sientes la necesidad de ser escuchada y comprendida, de comentar tus contradicciones, tu malestar o tu sentimiento de culpa, ese que se apodera de nosotras con la maternidad.

Así nació el Club, cuando yo misma utilizaba Twitter para desahogarme y gritar que me sentía Malamadre por no poder cumplir con el mito de la madre perfecta. Eso conectó rápidamente con una necesidad social de hablar de ello, de desmitificar la maternidad y, al hacerlo con humor, todo fue más fácil.

Después de seis años el Club de Malasmadres se ha convertido en la voz de todas las mujeres que hay detrás. Somos un altavoz social y lo hacemos escuchándolas, atendiendo a todas sus preguntas, sus miedos y sus preocupaciones.

Para nosotras es fundamental preguntar su opinión, analizar cómo viven, cómo concilian, cómo se cuidan, cómo hacen la compra o cómo comen. Y ellas se sienten escuchadas y comprendidas, algo fundamental cuando eres madre y la sociedad no te acompaña en ese sentido.

El Club de Malasmadres y la asociación Yo No Renuncio se ha convertido en la voz de muchas. De hecho publicáis informes, como “Corresponsabilidad: Somos un equipo” que muestran la realidad de la situación por la que lucháis. ¿Hasta qué punto sientes que tienes un compromiso con tu comunidad?

Totalmente. Ser el altavoz de más de 600.000 mujeres me obliga a escucharlas y a representarlas. Todo lo que hacemos lo hacemos pensando en ellas, en su beneficio y, en consecuencia, como beneficio social.
Cualquier decisión que tomo no es una decisión personal, más bien es una decisión estudiada valorando qué es lo mejor para las Malasmadres.

Una influencer es una persona que tiene capacidad para influenciar o incidir en otros. Tú te has convertido en un referente para muchas mujeres, incluso participaste en el programa de TV de Cuatro Instamoms, que lucha por desmitificar la maternidad, cambiar el modelo social de “madre” y no perder su identidad como mujer. ¿A qué retos te enfrentas como “influencer”?

No me gusta hablar de “influencer”, soy más bien la voz de una comunidad, la cara visible de este movimiento social y como tal, tengo una gran responsabilidad de seguir luchando por un nuevo modelo social de madre, desmitificar la maternidad, romper el mito de la madre perfecta y luchar por la conciliación. Mis retos siguen naciendo desde esos objetivos.

Te has ganado la confianza de muchas personas y tienes una gran comunidad, por lo que seguro que hay muchas marcas que te proponen colaboraciones. ¿En qué caso aceptas este tipo de colaboraciones? ¿Cómo es esta relación con las marcas?

Queremos que nuestras marcas amigas se impliquen en proyectos que ayuden a las Malasmadres. Actualmente, todos nuestros proyectos con marcas amigas tienen un valor social importantísimo y la respuesta en nuestra comunidad es de gran aceptación e implicación. Por ejemplo, conocer cómo hacer la compra para poder comer mejor, aprender a encontrar tiempo para nosotras mismas, porque cuidarnos es sinónimo de salud, o formarnos en el buen uso de las tecnologías que pueden hacer nuestros buenoshijos y buenashijas son algunos de los proyectos que desarrollamos con Carrefour, DKV Seguros y Movistar.

malasmadres-on-tour
Fuente: Facebook Malasmadres

¿Cómo ves al Club de MalasMadres en 10 años?

Como un movimiento social, que represente la lucha por la igualdad en este país, pudiendo llegar a otros países y trabajando por visibilizar las injusticias sociales en materias de conciliación. ¡No renunciamos!

La labor social que Laura desempeña la ha convertido en la cara visible de muchas mujeres al grito de “Yo no renuncio”. Un referente para muchas mujeres que ahora se suman a este mensaje tan importante en un día como hoy.

Laura y su Club de Malasmadres y la Asociación Yo no renuncio han convertido a esta comunidad de mujeres en un ‘lobby’ en temas de maternidad, conciliación e igualdad.

Un gran poder conlleva una gran responsabilidad que Laura representa de manera comprometida cada día. Esta malagueña es un gran ejemplo de mujer, madre y además, de cómo crear un vínculo con su comunidad por la que lucha y a la que representa.

Hoy más que nunca, gracias Laura.

Conoce un poco más esta lucha social en…

 

Categorías

Accede a nuestra plataforma para influencers

Mantente informado

Suscríbete a la Newsletter

Reservados todos los derechos © 2020

Con el apoyo de: